sábado, 23 de marzo de 2013

Eielson

"No se trata de jugar tranquilamente
Con el pene o la vagina
Como si fueran pájaros o
peces
No es suficiente penetrar
En el fondo de otro cuerpo
Con el glande o la mirada
Nuestra sangre y nuestros
huesos
Son tinieblas que se juntan
casualmente
Y eso es todo. Mas el amor
verdadero
Es un gigante de oro
Que no tiene pene ni vagina
Y que tampoco muere"