miércoles, 11 de enero de 2012

Good Bye 2011

A este dos mil once que, ya me dio besito y se despidió triste, le dejé para la soledad un abrigo antibalas y mi silencio. 

Será que la fuerza de la costumbre, ha sido sustituida por otros vicios, que poco a poco llegarán a ser mejor catalogados. 


Admito con absoluta certeza que se ha llevado lo necesario.

Tengo ganas de amar.

Amar bien.

Retrato

Tengo  una vida que es pensada una mente que es nuestro lugar de afecto Coartada suficiente para secar mis ojos oceánicos todas las maña...